21/10/20

Test de Ruffier

El Test de Ruffier-Dickson es un método muy simple y fiable basado en una fórmula que sirve para obtener una valoración acerca del estado de forma de nuestro corazón. Esta prueba puede ser realizada por cualquier persona y ni siquiera es necesario utilizar ropa deportiva ni llevarla a cabo en algún tipo de instalación especial, por lo que es muy recomendable para todo aquel que quiera conocer el estado de salud de su corazón sin necesidad de salir de casa.

El Test de Ruffier-Dickson consiste en realizar una serie de mediciones de nuestra frecuencia cardíaca durante una prueba, que se basa en la realización de 30 flexiones profundas de piernas (quedándose en cuclillas y volviendo a subir), durante 45 segundos. Midiendo la frecuencia cardíaca antes del esfuerzo, inmediatamente después del mismo y seguidamente un minuto después del final del ejercicio, se obtienen unos valores que nos ayudarán a conocer nuestro estado de salud actual gracias a la fórmula de Ruffier.


Realizar el Test de Ruffier es muy sencillo y simplemente basta con estar de pie y tener cerca una mesa u algún otro objeto para poder apoyarnos ligeramente con una mano y mantener de esta forma el equilibrio. Para medir la frecuencia cardíaca, se deben contar los latidos de nuestro corazón durante 15 segundos y después multiplicar por 4 el resultado. 

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • En primer lugar se mide las pulsaciones en reposo (de pie o sentado o acostado) durante 1 minuto (P0) (o durante 15 segundos multiplicadas por 4 para conocer las pulsaciones equivalentes por minuto).

  • Situándonos de pie, haremos 30 flexo-extensiones profundas de piernas (sentadillas), a ritmo constante con el tronco recto, en ángulo de 90º, en 45 s con las manos en la cadera. Si se terminan las sentadillas antes de los 45 segundos se continúa hasta el final. En el caso de las mujeres se realiza 20 flexiones durante 30 segundos.

  • Inmediatamente después de realizar este ejercicio se anotan las pulsaciones (P1)

  • Se realiza un descanso de 1 minuto (de pie o sentado) y se procede a registrar de nuevo las pulsaciones (P2)

  • Finalmente calcularemos mediante la fórmula el valor de I, y según este valor tendremos que:

Si I = 0 rendimiento cardiovascular (CV) excelente (propio de atletas).
Si I = entre 0,1 y 5 rendimiento CV bueno.
Si I = entre 5,1 y 10 rendimiento CV medio.
Si I = entre 10,1 y 15 rendimiento CV insuficiente.
Si I = entre 15,1 y 20 rendimiento CV malo (requiere evaluación médica).

Quizás lo veas mejor en la siguiente tabla:

EXCELENTE

0

NOTABLE

1 a 5

BIEN

6 a 10

SUFICIENTE

11 a 15

INSUFICIENTE

Más de 15


La fórmula para obtener los siguientes datos es muy sencilla:

  • Indice de Ruffier (I) = ( P0 + P1 + P2 ) - 200 / 10

En el siguiente vídeo , quizás lo veas más claro.